10 dic. 2018

Todo se pierde menos la fe

Me cago en el chacra que me oprime el pecho y en la  espera
la espera de aquello que he buscado desde años
y que no llega


porque el tiempo 
se
detiene
cuando está cerca


Me esperan los árboles mudando las hojas
por segunda vez
el hipérico semillando
las nueces pudriéndose
las putas zarzas inmortales
enredándose en los perales
los cazadores llenando de cartuchos
mi trozo de mundo verde
de vida que no llega nunca.

Nada llega en la vida,
ni el tiempo para escribir
algo decente.